¡Somos Química para la Vida!

Tips para lucir radiante y no morir en el intento

En la vida cotidiana existen diversos factores que nos llenan de estrés y ansiedad, lo cual puede afectar nuestra salud y por consiguiente también nuestra belleza. Sin embargo son muchos los secretos de belleza, que van dejando de ser secretos gracias a Internet y las redes sociales. Para que una mujer se sienta radiante, primero debe sentirse de esa forma: Una mente sana es fundamental para lograr este objetivo.

Una mente sana es fundamental para sentirte radiante

El primero de los consejos para ser una mujer radiante: Meditar.

La mente necesita estar en equilibrio, aprender a tomar un descanso, y la meditación ayuda a lograrlo, esta es una práctica donde se consigue entrar en un estado de atención concentrada, que permite el desarrollo de la conciencia plena, también es una terapia complementaria que mejorar la salud y la sensación de bienestar. ¡Verse y sentirse bien!

Controlando la mente, una persona puede conseguir que el estrés que afecta a su vida disminuya, consiguiendo que el agobio afecte mucho menos. Al reducir la ansiedad esa sensación de estar continuamente bajo amenaza o peligro va a controlarse permitiendo que pueda disfrutar de forma amena su día a día. La meditación ayuda a aumentar la concentración, el enfoque sano en aquello que desea conseguir; mejora la calidad de sueño al eliminar la tensión del cuerpo y relajarlo. Sentirse decida y determinada es algo que marca la diferencia, así como un descanso adecuado que hace maravillas por nuestra mente y cuerpo. Otro de los beneficios que trae consigo la meditación al formar una conciencia propia del ser es la mejora del autoestima, mejorando la seguridad en sí misma, haciéndose sumamente atractiva para sí misma como para los demás.

Este es por supuesto el tip más importante para que luzcas y sientas radiante y bella. Pero tenemos consejos  adicionales para aumentar esa belleza externa, que nos llena de confianza y nos hace lucir hermosas y seguras, entre ellos tenemos:

  • Lucir una piel saludable.
  • Tener un cabello sano.
  • Mantener un cuerpo tonificado.

Para lograr estos ítems daremos una lista de pequeñas acciones que pueden hacer la diferencia.

Para Lucir una piel saludable.

  • Realizar una buena limpieza diaria dos veces al día, es fundamental para sacar todas las impurezas y la grasa de tu piel, es el paso principal para empezar un proceso de hidratación y mantener la piel perfecta.
  • Cada mañana es bueno lavar el  rostro con agua fría, esto ayuda a activar la circulación sanguínea, reduce las líneas de expresión y disminuye  los poros.
  • La exfoliación es recomendable una vez a la semana o hasta menos. Ideal para sacar todas las impurezas de la piel, entre otras cosas.
  • Una buena crema hidratante resulta pieza clave para cuidar el rostro como mereces. Tendrás que aplicarla tanto en el día como en la noche, con movimientos circulares.
  • Hidratar el cuerpo cambia el aspecto de la piel al 100%, dejándola más firme e hidratada. De 8 a 10 vasos de agua al día es lo suficiente y lo recomendado para tener a una piel radiante.
  • El uso de protector solar es esencial. Constantemente la piel se expone a los rayos ultravioleta, provocando manchitas antiestéticas, arrugas prematuras en rostro. En vez de usar base, utiliza protector solar.
  • Cuidado de los labios, son parte fundamental de nuestro rostro, velar por su agradable apariencia aunque parezca extraño, cada vez que te cepilles los dientes pásalo por labios con movimientos suaves y circulares ¡Notarás cambio!
  • Comer sano todo lo que comemos afecta a nuestra piel. Por ejemplo, si comemos comida grasosa nuestra piel será grasa. Para tener una piel lo más rejuvenecida posible, lo más recomendable es consumir  alimentos ricos en colágeno, como frutas rojas, cítricos ricos en vitamina C, pescado, legumbres o lácteos desgrasados, entre otros.

Recordemos que nuestra piel tiene diferentes necesidades

Recordemos que nuestra piel tiene diferentes necesidades dependiendo de la etapa de la vida en la cual nos encontremos. Existen diferentes factores que pueden hacer que nuestra piel se vea más envejecida y sin vitalidad, entre ellos están, además de la edad, el clima, la contaminación o incluso nuestra propia genética. Si queremos lucir bien, tenemos que empezar por conseguir una piel saludable.

Un cabello sano, es otro elemento esencial al cual prestarle especial atención.

Algunos de los pasos que podemos emplear son:

  • Peinar el cabello hay que hacerlo en  pequeñas porciones, iniciando por las puntas.  Si el cabello tiene tendencia a enredarse, utilizar un cepillo con dientes anchos y peinar cuando el cabello está seco.
  • Hidratar el cuero cabelludo con aceite de coco, dejarlo durante un par de horas y luego retirarlo con el lavado habitual. Esto además de evitar la caspa, irritación en el cuero cabelludo, aportar brillo y sedosidad al cabello.
  • En caso de tener el cabello teñido, utiliza champús y acondicionadores libres de sulfatos. Lo ideal sería buscar algunas opciones de champús caseros.

Un cuerpo tonificado es parte del verse y sentirse saludable

Algunos de los ítems que podemos tomar en cuenta:

  • Comer sano
  • Bailar, sea parte de una rutina, como ejercicio habitual o de forma recreativa.
  • Hacer ejercicios y/o practicar algún deporte, bien sea  diario, o varias veces por semana.

Por último, debemos tener presente que para enaltecer nuestra belleza natural y no morir en el intento debemos tener disciplina, constancia, dedicación, esfuerzo, entrega, así como mantener orden, amor propio, todo esto fundamental para potenciar lo mejor de nosotras.

Deja un comentario

Cerrar menú